Custodia atribuida a abuelos, ¿una nueva realidad? - Vilella Asociados
16942
post-template-default,single,single-post,postid-16942,single-format-standard,bridge-core-1.0.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

Custodia atribuida a abuelos, ¿una nueva realidad?

custodia abuelos

Custodia atribuida a abuelos, ¿una nueva realidad?

Hace unos meses, hablábamos en el Blog sobre Derecho de Familia acerca del derecho de visitas a abuelos en caso de divorcio de los progenitores. Hoy día son un pilar importantísimo en la vida de los más pequeños. Y por supuesto de los padres, a los que nos hacen la vida muchísimo más fácil. Pero recientemente una Sentencia  de la Audiencia Provincial de Pontevedra ha ido más allá, otorgando incluso la guarda y custodia de dos menores de edad a los abuelos, ante la total pasividad de los padres.

Lo cierto es que esta sentencia es innovadora, pero también es cierto que se da en unas circunstancias muy especiales. El artículo 103.1 del Código Civil recoge que,  de manera excepcional «los hijos podrán ser encomendados a los abuelos, parientes u otras personas que así lo consintieren y, de no haberlos, a una institución idónea, confiriéndoseles las funciones tutelares que ejercerán bajo la autoridad del juez». 

Las circunstancias del asunto

Se trata de una situación familiar muy complicada y dolorosa. Una madre obtiene la custodia de sus hijos, pero enseguida los deja al cuidado de los abuelos, que en la actualidad cuentan con 66 y 71 años de edad. La relación con su hija es muy complicada, siempre metiendo por medio a los dos pequeños; pero por otro lado, se niegan a incapacitarla, o a retirarle la patria potestad. Según se indica en la Sentencia, en el mes de  noviembre de 2021 los padres de menores otorgaron escritura pública notarial en la que ceden de hecho dicha custodia.

En primera instancia, desestimaron la demanda por falta de legitimación activa. Efectivamente, la Ley de Enjuiciamiento Civil no contempla este tipo de situaciones, y sólo los padres pueden solicitar la guarda y custodia.

Pero el mundo es de los valientes. Y en este caso, los abuelos lo fueron, y recurrieron a la Audiencia Provincial; y ganaron. La Audiencia ha considerado que los menores viven mejor con los abuelos, y que ellos son los verdaderos cuidadores de facto, y teniendo en cuenta su interés, ha decidido que continúen bajo su cuidado.

No existe tampoco un vínculo o apego con la madre biológica, aunque tampoco han querido hacer pasar a los menores por el trago de declarar ante el Juzgado.

La posición de los padres

Aunque la guarda y custodia ha sido atribuida a los abuelos, los padres siguen ostentando la patria potestad, por lo que las decisiones relativas a los menores en cuanto a educación, cuestiones médicas, religiosas, etc… seguirán dependiendo de ellos.

En este caso, lo curioso además es que los padres quedan obligados a abonar una pensión de alimentos de más de 500 euros mensuales, para cubrir las necesidades básicas de los menores.

Se ha fijado también un régimen de visitas en favor de los padres, así como algunos días de las festividades importantes, como Navidad, Verano o Semana Santa.

¿Podrían recuperar la custodia?

Si, con el tiempo, y si se logra demostrar por si parte que las circunstancias personales han cambiado, podrían llegar a recuperar la guarda y custodia. Para ello, deberán interponer un procedimiento de modificación de medidas.

Este no es el único caso en el que la guarda y custodia atribuida a abuelos se da en España. Esto ocurre cuando poseen mejores habilidades parentales que los propios progenitores que puedan ayudar al menor superar problemas de agresividad y frustración (Audiencia Provincial de A Coruña de 16 de febrero de 2007, o Audiencia Provincial de Zamora de 15 de marzo de 2012).

Incluso sentencias anteriores, como la de la Audiencia Provincial de Asturias de 16 de marzo de 2004. En ella, la Audiencia Provincial confirma, en beneficio de su supremo interés común, la atribución de la guarda y custodia de los hijos de la pareja a los abuelos paternos. En este caso, la madre no había asumido sus responsabilidades con ellos, mostrando incapacidad para proporcionales los debidos cuidados y para darles afectos estables.

Respecto al régimen de visitas establecido a favor de la madre, se reduce en su duración, dadas las circunstancias concurrentes como la corta edad de los hijos y la distinta ubicación geográfica de los domicilios de la madre y los abuelos paternos.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Follow us on Social Media