Pensión de alimentos y custodia compartida - Vilella Asociados
16561
post-template-default,single,single-post,postid-16561,single-format-standard,bridge-core-1.0.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_popup_menu_push_text_right,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

Pensión de alimentos y custodia compartida

Custodia compartida

Pensión de alimentos y custodia compartida

Cuando se otorga la guarda y custodia compartida, uno de los comentarios más comunes que escuchamos los abogados de Familia gira en torno a la supresión de la pensión de alimentos. La adopción de esta medida debe estar fundada en el interés de los menores que quedan afectados por la medida, no es cuestiones económicas.

Por lo tanto, si hay desproporción entre los ingresos de los progenitores, sí podrá fijarse una cuantía a abonar- Así, se cumple el criterio del artículo 146 CC, como vemos a continuación en algunas sentencias dictadas por el Tribunal Supremo. 

La custodia compartida debe ser real

Según la Sentencia del Tribunal Supremo, Sala Primera, de 21 de septiembre de 2016, no estamos en este caso ante una custodia compartida. Se trata pues de  custodia materna con amplio régimen de visitas para el padre. Si la mitad del tiempo está con un progenitor y la mitad con el otro, significa que los
gastos ordinarios estén equilibrados. Si los ingresos son proporcionados, podría suprimirse la pensión de alimentos. Pero en este caso, el TS confirma que se trata simplemente de una ampliación de las visitas.

Además, la guarda y custodia compartida no siempre supone la supresión de la pensión de alimentos: «La cuantía de los alimentos será proporcionada al caudal o medios de quien los da y a las necesidades de quien los recibe». 

¿Y si no hay desproporción de ingresos?

En caso de que no conste desproporción de ingresos de los progenitores (artículo 145 CC), no es preciso fijarla. En este supuesto, se abonan gastos ordinarios y extraordinarios al 50%.  (STS Sala Primera de lo Civil, de 3 de junio de 2016). De nuevo, reitera esta cuestión en esta Sentencia, dado que la madre no percibe ingreso o salario alguno. La cuantía de los alimentos será proporcional a las necesidades del que los recibe, pero también al caudal y medios de quien los da.

En la Sentencia del Tribunal Supremo de 4 de marzo de 2016, alega el recurrente que, dada la diferencia de retribuciones de los progenitores, la madre debe abonar 200 euros mensuales y el padre 50 euros mensuales para gastos de escolarización. La Sala, “en aplicación de los arts. 93 y 146 CC debe declarar que el recurrente pretende tiempos iguales y obligaciones dispares sin causa que lo justifique, pues se encuentra dado de alta en su condición de ingeniero. Esta Sala debe recordar que la custodia compartida no exime del pago de alimentos cuando exista desproporción entre los ingresos de ambos progenitores”. Por ello, ambos satisfarán directamente los alimentos de la menor en su propio domicilio. Y abonarán gastos ordinarios y extraordinarios al 50%.

Por último, hacemos referencia a la STS de 11 de febrero de 2016. En este caso, el recurrente entiende que al adoptarse el sistema de custodia compartida no es necesario el pago de alimentos y que cada uno debía hacerse cargo de los mismos durante el periodo que tenga la custodia de los menores. En la sentencia que acordaba la custodia compartida, SÍ SE FIJAN alimentos para los hijos. La razón es que la madre no tenía ingresos propios.

Sin embargo, lo limita a un plazo de dos años, en los que consideraba que la madre podría encontrar trabajo (incluso hace referencia a que esta limitación puede servirle de estímulo para encontrar trabajo). Según dicta el TS, “la sala debe declarar que la custodia compartida no exime del pago de alimentos cuando exista desproporción entre los ingresos de ambos cónyuges”. Transcurrido dicho periodo, cada uno deberá hacer frente a sus gastos en los periodos que pasen con sus hijos.

Cómo abonar la pensión de alimentos

Para poder fijar la pensión de alimentos, será necesario conocer todos los gastos y necesidades de los hijos menores. Cada familia presenta características totalmente diferentes a otras. Por tanto, es necesario conocer y estudiar las circunstancias de cada familia para dar una respuesta ajustada a Derecho. Una de las modalidades que menos problemas y malentendidos genera entre los progenitores es la de pago en cuenta común. De este modo, cada uno ingresa la cuantía que le corresponda y se domicilian los gastos de los menores. Ambos progenitores pueden llevar el control de los gastos relativos a sus hijos.

Si desea más información, puede escribir a nuestro correo electrónico, donde resolveremos todas sus dudas a la mayor brevedad posible.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.