Lo que debes saber antes de divorciarte - Vilella Asociados
16926
post-template-default,single,single-post,postid-16926,single-format-standard,bridge-core-1.0.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

Lo que debes saber antes de divorciarte

Consejos antes de divorciarte

Lo que debes saber antes de divorciarte

Sin duda, tomar la decisión de divorciarte puede ser una de las más complejas de tu vida. El modelo familiar construido se deshace con esta decisión, por eso, no puede tomarse a la ligera. Hay algunos puntos que debes saber antes de divorciarte; cómo elegir abogado, qué documentos hay que recopilar… Te damos las claves en el post de hoy.

Infórmate sobre el proceso

Debes conocer los tiempos, los costes y las fases del procedimiento. Por ejemplo, una cosa es el procedimiento de divorcio, pero se puede alargar en caso de que haya que liquidar también la sociedad de gananciales. Y dependiendo del Juzgado en el que se turne la demanda, los tiempos también pueden cambiar considerablemente. No todas las ciudades tienen Juzgados especializados en Familia…

Debes acudir al despacho de abogados cuando la decisión está tomada. Si no estás seguro, existen otros profesionales que pueden ayudarte. Te recomiendo que contactes con un psicólogo especializado en crisis de pareja. Podrán ayudarte en dos sentidos; bien para tratar de encauzar la relación, o bien para afrontar la decisión de separarte.

Aprovecha la primera consulta con tu abogado

La primera consulta es fundamental para resolver todas las dudas que tengas. Cada familia es un mundo, así que cada divorcio también lo es. Todo depende de si hay hijos, propiedades, el régimen económico bajo el cual habeís contraído matrimonio… Tienes que salir de la consulta con las ideas claras, y analizar todas las opciones posibles. Pero no dejes de tener esta primera consulta, es clave.

El papel del abogado es crucial

En muchas ocasiones, los abogados “compran” el problema al cliente, lo hacen suyo. Y el problema debe verse siempre con perspectiva, y aconsejar no desde la emoción, sino desde el cumplimiento de la ley. Huye del abogado que te diga que lo va a conseguir todo, que va a arrasar al contrario. Arrasar en contrario, en familia, supone «arrasar» al padre o madre de tus hijos, ¿de verdad quieres eso para ellos?. Confía en aquel que se muestra realista (que no pesimista) con la situación, y que dice que, aunque el camino es largo y difícil, va a acompañarte en el mismo, a aconsejarte y a apoyarte.

Un buen asesoramiento de tu letrado puede ahorrarte muchos quebraderos de cabeza en el futuro, y tomar una línea de defensa adecuada para ti, y para los más pequeños, que se ven involucrados en el proceso sin comerlo ni beberlo. Por eso, insistimos tanto en lo importante que es que elijas a un abogado especializado en Derecho de Familia.

No todos los problemas se solucionan con la sentencia

De hecho, me atrevería a decir que muy pocos. Cuando decide un tercero, va a tomar decisiones que no gusten a una de las partes. O a veces, a ninguna de las partes. Un juez no conoce todos los detalles de una familia, y puede tomar decisiones que no satisfagan a sus intereses.

No esperes por tanto que la solución a todos los problemas de familia llegue con la sentencia. Hay mucho trabajo de las partes, y de la familia en general, que debe tenerse en cuenta para amoldarse a esa situación familiar.

Las parejas no separadas también tienen problemas que afrontar y discrepancias que solucionar,

No judicialices todo

No sirve de nada, incluso aunque tengas razón. Hay otras vías más rápidas y satisfactorias que comienzan con el diálogo, y la vía judicial debe ser siempre la última de las opciones. El  colapso en los juzgados es de sobra conocido, y cuando la solución llegue, probablemente sea ya papel mojado.

Por eso, más vale un mal acuerdo…

Que un mal juicio. ¿Cuántas veces habéis escuchado esta frase? Cobra cierto sentido en derecho de familia, ya que como decimos nadie mejor que sus miembros conocen la realidad de la familia.

Por eso, nunca descartes la posibilidad de hablar y tratar de acercar posturas antes de iniciar el procedimiento judicial. Piensa que la vía judicial siempre está abierta,

La documentación es fundamental

Los abogados pedimos muchos papeles, si. Pero tienes que saber que aquello que no puede probarse, no existe en un procedimiento. Hay una serie de documentos que, si se piden con anterioridad, nos evitan perder tiempo en caso de tener que presentar la demanda. En otras ocasiones hemos hablado de qué documentos son necesarios para presentar una demanda.

Por ello, antes de divorciarte, no tomes decisiones precipitadas; infórmate, asesórate bien del proceso y busca un abogado especializado en Derecho de Familia.

 

 

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Follow us on Social Media