La guarda y custodia de un bebé lactante - Vilella Asociados
16977
post-template-default,single,single-post,postid-16977,single-format-standard,bridge-core-1.0.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

La guarda y custodia de un bebé lactante

La guarda y custodia de un bebé lactante

La guarda y custodia de un bebé lactante puede generar muchas dudas e incertidumbre a los padres que se separan. Lo más importante debe ser siempre el bienestar del menor, con más razón si hablamos de un lactante

Pero, ¿puede otorgarse la custodia compartida de un bebé lactante?

La respuesta a la pregunta es bastante evidente: La escasa edad SI puede ser un motivo para denegar una guarda y custodia compartida. No cabe duda que este sistema es el normal y deseable, pero en ocasiones es imposible llevarlo a cabo materialmente.

La Organización Mundial de la Salud, gran defensora de la lactancia materna, recomienda la lactancia hasta los dos años de edad del menor, entre otras cosas porque previene enfermedades en el bebé.  Para la madre también tiene múltiples ventajas, puesto que ayuda a recudir el cáncer de mama y la osteoporosis, evita la depresión post parto… También recomienda la lactancia a demanda, y no el antiguo mantra que las abuelas repiten de que hay que alimentar cada tres horas,  y evitar biberones. Aunque en este punto, las mamás que se incorporan al trabajo tras la baja maternal encuentran un gran aliado en el biberón que les permite continuar con la lactancia materna, gracias a los sacaleches.

Se habla de lactancia menor de 0 a 12 meses, y mayor de 12 a 24 meses.  Desde el nacimiento a los 6 meses, y siempre según la OMS, debe ser lactancia exclusiva. Transcurrido este periodo, se recomienda lactancia complementaria. A partir del año, puede introducirse leche de vaca entera.

Custodia de bebé lactante, en los Tribunales

¿Qué dicen los Tribunales sobre esta cuestión? Existe disparidad de criterios. Por ejemplo, la Sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid, de 15 de marzo de 2005, admite una pernocta al menor cuando supere el periodo de lactancia. Y la Sentencia de la Audiencia Provincial de Cádiz, de 17 de diciembre de 2008, admite la pernocta a partir del año.

Y la Audiencia Provincial de Barcelona, en Sentencia de 30 de abril de 2015, recoge que no hay problema a una compartida puesto que no es lactante.

Si la relación entre los padres es buena, y viven cerca, pueden adoptarse visitas diarias para asegurar una buena vinculación.

Ante la ausencia de criterios legales concretos, se recomienda mantener la custodia materna mientras se mantenga la lactancia exclusiva materna. Y progresivamente, conforme el bebé v a creciendo, ir aumentando pernoctas, hasta llegar a una custodia compartida.

Una posibilidad factible, si existe acuerdo entre las partes, es establecer un régimen de visitas progresivo, hasta llegar a un reparto de tiempos proporcional. En mi opinión, la edad idónea podrán ser los tres años. En ese momento, los niños comienzan el colegio y es más fácil instaurar una rutina con cada uno de los progenitores.

De 0 a 6 meses: Custodia materna sin pernoctas. El bebé podrá pasar con el padre varias horas al día, sin interrumpir la lactancia. Esto puede ser un poco engorroso si la lactancia es a demanda, que es lo que la OMS recomienda. El padre puede pasar estos periodos cerca de donde la madre esté.

A partir de los 6 meses hasta el año: Ampliar esos periodos con el padre, dado que en este momento se introduce la alimentación complementaria.

A partir de los 12 meses: Incluir pernoctas de manera progresiva, comenzar con un día a la semana, y ver cómo el menor se va adaptando a ellas. En este momento, la alimentación ya no debería suponer un problema, pero es recomendable evitar cambios bruscos en los niños.

 

¿Tienes dudas acerca de la guarda y custodia de un bebe lactante? ¿Te encuentras en una situación similar?  Llámanos y te asesoraremos según tu situación personal.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Follow us on Social Media