La aportación de bien privativo a la sociedad de gananciales - Vilella Asociados
16996
post-template-default,single,single-post,postid-16996,single-format-standard,bridge-core-1.0.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

La aportación de bien privativo a la sociedad de gananciales

sociedad de gananciales

La aportación de bien privativo a la sociedad de gananciales

La aportación de bien privativo a la sociedad de gananciales es una cuestión clave en el procedimiento de liquidación del régimen económico matrimonial. Es bastante frecuente que, en un matrimonio, uno de los cónyuges aporte dinero privativo para comprar un bien ganancial. En este supuesto, surge, en el momento del divorcio, un derecho de reintegro en favor del cónyuge que “prestó” esta cuantía.

Por ejemplo: Teresa y Alfredo están casados en régimen de sociedad de gananciales. Teresa percibe una herencia durante el matrimonio, y con este dinero, adquieren una vivienda en la playa, que se escritura como ganancial. ¿Qué ocurre si esa pareja se divorcia?

Vamos a ver qué ocurriría en esta situación.

¿Es necesario haber hecho un pacto expreso de reserva?

No es necesario haber recogido o estipulado previamente que esa cantidad tiene que ser devuelta. Esto nos lleva a tener muchísimas sorpresas en el momento de la liquidación, cuando un cónyuge descubre que procede devolver esas cantidades, en muchas ocasiones olvidadas y diluidas en todo el haber conyugal.

En la Sentencia de la AP Salamanca, sección 1ª, de 7 de abril de 2014, el objeto de controversia era la compra de un tractor. Se reconoció un derecho de crédito a favor de la mujer, que fueron entregados como pago parcial para la adquisición de un nuevo vehículo. Pero lo dicho; la prueba es fundamental. En Sentencia de AP Palencia, de 1 de abril de 2013, se recoge lo siguiente: « No se reconoce el derecho de crédito en favor del esposo por la venta del camión que le pertenecía antes de contraerse el matrimonio al no quedar acreditado el ingreso en la cuenta ganancial». Conclusión; sin prueba, no hay derecho de crédito.

Es bastante común que, durante la sociedad de gananciales, se venda un vehículo para comprar otro, mejor, o más grande. La AP de Madrid, en sentencia de 24 de mayo de 2013, también reconoce esta operación. Se vende un coche privativo para comprar uno ganancial, por lo que se reconoce un derecho de crédito.

¿Puedo renunciar al derecho de reembolso?

Si, es posible. Puede ser plenamente eficaz un negocio jurídico concertado sin que concurran vicios en el consentimiento.

¿Y quién lo debe probar?

Partimos de que los bienes existentes durante el matrimonio se presumen gananciales siempre y cuando no probemos que perteneces a un cónyuge. Si se sostiene el carácter privativo de un bien, deberá probarse por quien así lo defienda.

La carga de la prueba debe probar dos cosas: (i) que existía dinero privativo y (ii) que ese dinero se utilizó para comprar un bien ganancial. Aquí es donde podemos encontrarnos problemas varios. Porque si hablamos de una herencia percibida hace 30 años, a veces es imposible demostrar el ingreso, el origen y la inversión. Incluso hay entidades bancarias que han desaparecido y que no pueden aportar estos documentos…

Volviendo al caso de Teresa y Alfredo, lo que ocurrirá en caso de divorcio será lo siguiente. No se discute la titularidad de la vivienda ganancial, pero se reconoce un derecho de crédito a favor de Teresa por la cantidad privativa ACTUALIZADA que aportó por recibir una herencia. La jurisprudencia es unánime en lo relativo al carácter privativo de las herencias percibidas constante el matrimonio.

La Sentencia del pleno 295/2019 de 27 de mayo sentó como doctrina el derecho de reembolso, aunque no se hubiera hecho reserva expresa alguna en el momento de la adquisición. Si el dinero privativo se ingresa en una cuenta común, ni se presume ni se requiere reserva alguna (SSTS 657/2013, de 11 de diciembre, y 78/2020, de 4 de febrero).

 

La aportación de bien privativo a la sociedad de gananciales suele traer muchos problemas en el momento del divorcio, por lo que te recomendamos que dejes una cuestión tan importante en manos de profesionales especializados. ¿Tienes dudas sobre tu régimen económico matrimonial? Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Follow us on Social Media