ENTRADA DE UN TERCERO EN LA VIVIENDA FAMILIAR - Vilella Asociados
16987
post-template-default,single,single-post,postid-16987,single-format-standard,bridge-core-1.0.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

ENTRADA DE UN TERCERO EN LA VIVIENDA FAMILIAR

Vivienda Familiar y entrada de tercero

ENTRADA DE UN TERCERO EN LA VIVIENDA FAMILIAR

Una de las preguntas más recurrentes que nos suelen hacer es ¿Qué ocurre con la entrada de un tercero en la vivienda familiar? La situación es la siguiente: Tras un divorcio, se atribuye la guarda y custodia a uno de los progenitores, y por tanto, se le otorga el uso de la vivienda familiar. Hasta aquí, todo bien… Pero con el tiempo, ese progenitor encuentra pareja. Y poco a poco, casi sin querer, acaba viviendo en la que en su momento fue vivienda familiar.

La vivienda es uno de los principales problemas que debemos solventar en una crisis de familiar. Se trata de un bien económico preciado, no cabe ninguna duda, y el uso de la misma obliga al otro progenitor a alquilar otra vivienda (o comprar, en el mejor de los casos),

El progenitor no custodio, que puede ser propietario o copropietario de esta vivienda, se plantea, con razón, si tiene que pagar los gastos de la nueva pareja de su ex cónyuge. ¿Puede considerarse una situación nueva, que cambie las reglas del juego?

El Código Civil recoge expresamente la extinción de la pensión compensatoria por “ contraer matrimonio o vivir maritalmente con otra persona”, pero no dice nada más, ni explica qué hacer en estos casos con , por ejemplo, el derecho de uso de vivienda.

Así que vamos a estudiar algunas sentencias que dan luz a este problema:

JURISPRUDENCIA SOBRE LA ENTRADA DE UN TERCERO EN LA VIVIENDA

STS 33/2017 de 19 de enero de 2017:  Al entrar a vivir un tercero, el progenitor no custodio pide la reducción de la pensión, puesto que se está beneficiando de su pago la “nueva” familia, en perjuicio del demandante. En este caso, se concluye con que la vivienda está incluida en el concepto de alimentos, por lo que la aportación de uno de ellos en concepto de uso debe ser valorada a efectos de su contribución en la pensión alimenticia.

STS 488/2020 de 23 de septiembre de 2020: No solamente hay una nueva relación, sino que incluso hay un nuevo matrimonio; y el marido “nuevo” entra a vivir a la vivienda familiar. El Alto Tribunal dice que, dentro del concepto de alimentos, se encuentra también la obligación de procurar una vivienda a los hijos menores.

https://www.poderjudicial.es/search/AN/openDocument/ae8fd4d516b1d1d8/20201014

STS 568/2019 de 29 de octubre de 2019; Esta sentencia introduce un plazo para que abandonen la vivienda: y lo que el padre deja de abonar en especie, pasará a abonarlo en metálico. Por tanto, puede suponer un aumento en la pensión de alimentos fijada.

PROCEDIMIENTO DE MODIFICACIÓN DE MEDIDAS

El Tribunal Supremo, es su Sentencia 641/2018 de 20 de noviembre de 2018, concluyó con que la vivienda familiar pierde tal carácter en cuanto entra a vivir un tercero, porque “el derecho de uso de la vivienda familiar existe y deja de existir en función de las circunstancias que concurren en el caso. Se confiere y mantiene en tanto que conserve este carácter familiar.

 La vivienda sobre la que se establece el uso no es otra que aquella en que la familia haya convivido como tal, con una voluntad de permanencia. Desapareciendo ese carácter por la entrada de un tercero, dejando de servir a los fines del matrimonio, por tanto, para el Tribunal Supremo “la introducción de una tercera persona hace perder a la vivienda su antigua naturaleza por servir en su uso a una familia distinta y diferente”.

El procedimiento a iniciar en caso de que se de esta nueva situación es una modificación de medidas. En este procedimiento, se deberán estudiar las nuevas circunstancias y de qué manera afecta a la situación económica de cada uno de los progenitores.

En conclusión: la medida relativa a la vivienda familiar es origen, en general, de tensiones y conflictos entre los excónyuges que tenían en ella la sede del núcleo familiar. De ahí que la doctrina postule que el legislador aborde una nueva regulación sobre la materia, pues las nuevas realidades familiares y de uniones de pareja así lo demandan; y todo ello en estrecha relación con la superior protección del interés del menor.

Si tienes dudas acerca de tu situación, y no sabes qué procedimiento iniciar, no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantadas de ayudarte.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Follow us on Social Media