LOS REGÍMENES ECONÓMICO MATRIMONIALES EN ESPAÑA - Vilella Asociados
16573
post-template-default,single,single-post,postid-16573,single-format-standard,bridge-core-1.0.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_popup_menu_push_text_right,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

LOS REGÍMENES ECONÓMICO MATRIMONIALES EN ESPAÑA

Regímenes económico matrimoniales

LOS REGÍMENES ECONÓMICO MATRIMONIALES EN ESPAÑA

En el post de hoy, vamos a ver algunas notas características de los diferentes regímenes económico matrimoniales en España. Es imposible explicar en tan poco tiempo algo tan complejo como son las vidas económicas de los cónyuges, pero daremos unas pinceladas para entender las principales diferencias entre uno y otro.

Cuando una pareja contrae matrimonio, pocas veces conoce con exactitud las consecuencias del régimen económico matrimonial aplicable. Las dudas suelen surgir en el momento del divorcio. Y especialmente, cuando el matrimonio ha estado casado durante muchos años, es complicado llegar al origen de los ingresos o aportaciones de cada uno de ellos. Unos han aportado más, otros se han dedicado a las tareas de la casa… Y claro, surgen los problemas. En muchas ocasiones, un asesoramiento preventivo habría sido suficiente para realizar una operación económica de un modo u otro. Porque el amor no está reñido con la previsión.

LA SOCIEDAD DE GANANCIALES

Lo que corresponde a cada cónyuge  en este régimen no es una mitad sobre bienes concretos. Los cónyuges son titulares de una cuota ideal equivalente a la mitad de los bienes que le corresponderían en el momento de la liquidación.

Salvo excepciones, todos los bienes del matrimonio casado bajo este régimen son gananciales. Pero se admite la posibilidad de que, por medio de prueba en contrario, pueda acreditarse que algunos bienes no tengan ese carácter.

De acuerdo con la jurisprudencia del Tribunal Supremo, los bienes adquiridos conjuntamente, con voluntad de que así lo sean, son gananciales. Si se puede probar el uso de dinero privativo, quien los aporta tiene derecho a su reembolso actualizado (STS 27/05/2019). Para probar entre cónyuges que un determinado bien es propio de uno, basta con la confesión del otro. Pero por sí solo, esto no perjudicará a herederos forzosos del confesante ni a acreedores.

LA SEPARACIÓN DE BIENES

Cada cónyuge posee el dominio y administración de sus bienes con este régimen, así como de sus frutos. Ambos deben contribuir proporcionalmente con sus ingresos a las cargas del matrimonio. Puede contribuirse también con trabajo doméstico, por lo que no es necesario que sea exclusivamente con bienes o con dinero. En próximos post trataremos de la valoración del trabajo para la casa, que puede dar lugar a una compensación.

Las deudas contraídas por cada cónyuge, con carácter general, son de su exclusiva responsabilidad. Responden solamente con sus bienes propios.

Y durante la vigencia de este régimen jurídico, pertenecen a cada cónyuge los bienes que tuviese antes del matrimonio. También serán privativos los que adquiera por cualquier título.

LAS LEGISLACIONES FORALES

Como decimos, son varios los regímenes económico matrimoniales en España, cada uno con sus particularidades. En Aragón, a falta de pacto, rige el consorcio conyugal. En Baleares y Cataluña, rige el régimen de separación absoluta de bienes. A falta de pacto también, en Navarra rige la sociedad de conquistas, muy parecida a la sociedad de gananciales. También existen diferencias en Vizcaya, donde se aplica el sistema de comunicación foral de bienes. Por último, en algunas localidades de Extremadura rige el Fuero de Baylio, que aplica de forma supletoria el régimen de comunicación. Cada régimen tiene sus características propias.

Sea cual sea el régimen económico pactado por los cónyuges, existe libertad de pacto. Es decir, en cualquier momento puede cambiarse el régimen económico que rija dicho matrimonio.

EL ASESORAMIENTO PREVENTIVO

Los abogados especializados en Derecho de Familia recomendamos encarecidamente el asesoramiento preventivo previo al matrimonio. Siempre decimos que, cuando una pareja decide casarse, no pueden preverse las posibles consecuencias de elegir un régimen u otro. Lo idóneo para la pareja es conocer cada régimen existente, y cuál se adecua mejor a su situación concreta. Así, si por ejemplo se adquiere un bien en régimen de gananciales, se conoce de antemano qué ocurre con dicho bien en caso de divorcio.

Por ello, es adecuado concertar una reunión con un abogado especializado en Derecho de familia que responda a las cuestiones más comunes que suelen surgir antes del matrimonio. Especialmente, en lo relativo a regímenes económico matrimoniales.

Para cualquier consulta relativa a las cuestiones económicas matrimoniales, puede consultar a través del correo electrónico info@vilellayasociados.com

 

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.