¿Puede uno de los padres solicitar la supresión de una guarda y custodia compartida? - Vilella Asociados
16400
post-template-default,single,single-post,postid-16400,single-format-standard,bridge-core-1.0.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

¿Puede uno de los padres solicitar la supresión de una guarda y custodia compartida?

Corresponsabilidad parental

¿Puede uno de los padres solicitar la supresión de una guarda y custodia compartida?

Lo habitual en nuestro trabajo es recibir consultas de progenitores con un régimen de guarda y custodia exclusiva, que quieren modificarlo para ejercer una compartida. Pero en ocasiones, podemos encontrarnos con la situación contraria, ¿puede uno de los padres solicitar la supresión de una guarda y custodia compartida?.

Vamos a analizar una sentencia muy reciente en la cual, tras conseguir la guarda y custodia compartida, el padre solicita la custodia exclusiva materna en apelación. Alega que su trabajo es incompatible con este modelo de custodia.

El principio de corresponsabilidad parental

 

Como comentaba, en primera instancia se otorga la guarda y custodia compartida, al considerar idóneos a ambos padres para ejercerla. Pero parece que esta opción no es adecuada a estilo de vida del padre, quien solicita en segunda instancia que se otorgue una guarda y custodia exclusiva.

La decisión de la Audiencia Provincial de Cádiz es tajante. De hecho, afirman que incluso les llama la atención, porque las peticiones suelen ser sensu contrario. “No es preciso señalar especiales circunstancias para que tal guarda y custodia compartida de pueda realizar, sino que será precisamente lo contrario, en el sentido de que deberán ser las causas obstativas las que deberán acreditarse para denegar el sistema, siempre atendiendo a que se produzca el interés del menor”

Reconoce también que ser padres supone una serie de sacrificios “en beneficio de la prole, sacrificios que deban asumir ambos progenitores, y no descansar en el otro progenitor”. La petición de guarda y custodia exclusiva es desestimada, con condena en costas (La Sentencia completa puede descargarse en la página de CENDOJ)

El principio de coparentalidad (o corresponsabilidad parental) protege la relación y comunicación continuada de los hijos con sus padres en régimen de igualdad. Favorece una presencia equilibrada para los hijos menores de edad de las figuras paterna y materna, para facilitar que ambos se involucren con la misma intensidad en su educación y en su formación integral.

Esta cuestión requiere un importante cambio de mentalidad y una redefinición de los roles de madre y padre con respecto al cuidado de los hijos comunes. Y que además, no solamente opera cuando los padres deciden separarse, sino incluso en parejas unidas.

Ventajas de la guarda y custodia compartida

La jurisprudencia del Tribunal Supremo mantiene el criterio de considerar la custodia compartida como una medida normal, y no excepcional. Es necesario mencionar la Sentencia del Tribunal Supremo en la que se enumeran hechos y razones para adoptar la guarda y custodia compartida:

  • “Se beneficia al hijo porque ambos progenitores reúnen las condiciones adecuadas y suficientes para el correcto ejercicio de sus responsabilidades parentales. Ambos tienen también capacidad para atender a su hijo de manera adecuada;
  • Sus horarios laborales se acomodan a la mejor atención del menor;
  • El menor tiene una vinculación sólida con su madre y con su padre;
  • No existe por su edad factores negativos para sus actividades básicas, lo que permite asumir roles personales en descargo de sus padres (vestido, aseo, etc)
  • Ambos progenitores tienen domicilio estable sin que la alteración suponga para el hijo una alteración sustancial de la estructura social en que se integra.
  • Finalmente coincide con el deseo del menor, que es calificado por el equipo psicosocial de maduro a tal fin, con el sistema de custodia compartida”[1].

 

[1] STS 391/2015 Sala Primera de lo Civil de 15 de julio de 2015 (Roj: STS 3217/2017, Ponente: Eduardo Baena Ruiz).

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Follow us on Social Media