La autocuratela y el poder preventivo - Vilella Asociados
16725
post-template-default,single,single-post,postid-16725,single-format-standard,bridge-core-1.0.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

La autocuratela y el poder preventivo

Autocuratela y poder preventivo

La autocuratela y el poder preventivo

La nueva Ley 8/2021, de la que hemos hablado en anteriores posts, nos trae dos figuras muy importantes: La autocuratela y el poder preventivo. La esperanza de vida en España supera los 82 años nada menos. Y como consecuencia, nos enfrentamos a enfermedades que deterioran nuestras facultades y que hace unos décadas apenas se conocían.

¿Qué hacer en estas situaciones? El ordenamiento jurídico pone a nuestra disposición algunas figuras por si llegase el caso y tuviésemos que apoyarnos en personas cercanas y de confianza. Y como más vale prevenir que curar, vamos a definir hoy estas

LA AUTOCURATELA

Es una figura reconocida en nuestro ordenamiento jurídico y que permite designar para uno mismo a un tutor (o tutores) en caso de que se sufriese algún tipo de deterioro o discapacidad que impida el autogobierno futuro. Deberá estipularse en escritura pública, es decir, ante Notario. En este documento se tendrán que recoger todas las estipulaciones sobre el funcionamiento y el contenido de la curatela. Puede incluso recoger estipulaciones sobre el cuidado de la persona o para administrar los bienes.

Imaginemos una persona que empieza a sufrir un deterioro cognitivo derivado del Alzheimer, o por una demencia senil. Antes de perder sus facultades, tiene la capacidad de decidir cómo organizará su vida para el momento en el que suceda. El hecho de prever una cuestión tan importante puede evitar también problemas entre nuestros familiares a la hora de elegir a un curador. Porque nuestra voluntad deberá ser respetada.

EL PODER PREVENTIVO

Se trata de un poder que, como ocurre con la figura de la autocuratela, otorga unas serie de funciones a la persona que se haya elegido como cargo de confianza. En este caso, el contenido del poder puede ser variados Podemos autorizar a una persona a vender nuestros bienes, a aceptar una herencia, a avalar un préstamo… Dependerá de la voluntad de la persona que lo otorgue.

Es también una previsión ante la posibilidad de que una persona capaz pueda dejar de serlo en algún momento. Estas figuras normalmente recaerán en personas de máxima confianza, del círculo de amigos íntimos o de familiares. Y solamente entran en juego en el caso de que se de una circunstancia que impida a la persona regirse por sí misma. El poder seguirá siendo eficaz incluso en el caso de que el otorgante necesite medidas de apoyo.

 

LA NUEVA LEY 8/2021

La nueva Ley ha traído importantes cambios en las figuras clásicas que conocíamos hasta ahora, la más sonada era la incapacitación.  Pero las nuevas medidas tienen como objetivo respetar la voluntad de la persona con discapacidad y entrometerse lo menos posible en su desarrollo.

Le recomendamos que, en caso de tener dudas sobre qué medidas se dan en una y otra, contacte con nuestro equipo. Esta formado por abogadas especializadas que le ayudarán en el proceso y le apoyarán en todo lo que necesite.

 

 

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Follow us on Social Media