¿Qué ocurre con el régimen de visitas de mis hijos mientras dure el estado de alarma? - Vilella Asociados
16149
post-template-default,single,single-post,postid-16149,single-format-standard,bridge-core-1.0.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_popup_menu_push_text_right,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

¿Qué ocurre con el régimen de visitas de mis hijos mientras dure el estado de alarma?

¿Qué ocurre con el régimen de visitas de mis hijos mientras dure el estado de alarma?

En estos momentos de incertidumbre y aislamiento, nos encontramos con una circunstancia que puede acarrear problemas en las familias con progenitores separados, ¿qué ocurre con el régimen de visitas? ¿Se suspende por el estado de alarma decretado? La respuesta es no.

¿Qué recoge el Real Decreto sobre esta circunstancia? Debemos irnos al artículo 7; “Limitación de la libertad de circulación de las personas. Durante la vigencia del estado de alarma, las personas únicamente podrán circular por las vías de uso público para la realización de las siguientes actividades:

Adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad.

b) Asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios.

c) Desplazamiento al lugar de trabajo para efectuar su prestación laboral, profesional o empresarial.

d) Retorno al lugar de residencia habitual.

e) Asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.

f) Desplazamiento a entidades financieras y de seguros.

g) Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad.

h) Cualquier otra actividad de análoga naturaleza que habrá de hacerse individualmente, salvo que se acompañe a personas con discapacidad o por otra causa justificada.”

La entrega de menores tras el cumplimiento del régimen de visitas o las entregas derivadas de un régimen de guarda y custodia compartida se entendería recogido en el punto 7.d del Real Decreto. Los padres o tutores deberán continuar con lo estipulado en su Convenio Regulador sin cambio alguno, salvo acuerdo entre los progenitores. Es decir, si ambos deciden, por ejemplo, modificar la custodia semanal por custodia quincenal durante este periodo para evitar excesivos desplazamientos de los menores, no habría ningún problema, pero en ningún caso están obligados a ello.

En las entregas de los menores, es necesario extremar las precauciones de higiene y hacer todo lo posible para no exponerlos a ningún tipo de peligro; aunque el trayecto hasta la vivienda del otro progenitor sean apenas 10 minutos andando, en la medida de lo posible, llevarlos en transporte privado. En mi opinión, sería conveniente limitar las visitas intersemanales que muchos progenitores tienen (por ejemplo, pasar la tarde del miércoles de 18.00 a 21.00 horas), y disfrutarlo unido al fin de semana que deban pasar con sus hijos, para reducir así las posibilidades de contagio. Pensemos que esta situación va a ser temporal, y que en pocas semanas esperamos que todo vuelva a la normalidad.

Por ello, os pedimos que prime la cordura, y ante todo la seguridad y la salud de los más pequeños, dejando a un lado cualquier disputa con el otro progenitor. Seguro que ambos estáis realmente preocupados por esta situación…  ¡No dejéis que vuestros problemas afecten a la salud de vuestros hijos!

 

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.