Las preguntas más frecuentes sobre la vuelta al cole en la "nueva normalidad" - Vilella Asociados
16256
post-template-default,single,single-post,postid-16256,single-format-standard,bridge-core-1.0.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_popup_menu_push_text_right,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

Las preguntas más frecuentes sobre la vuelta al cole en la «nueva normalidad»

Las preguntas más frecuentes sobre la vuelta al cole en la «nueva normalidad»

No podemos dejar de hablar del tema estrella de la semana, o incluso del mes. ¿Debo o no debo llevar a mis hijos al cole?. Hace unos días hablamos con algunos medios de comunicación sobre estas cuestiones; pero es que, a día de hoy, las preguntas se multiplican.

La situación es muy complicada porque decidimos sobre dos derechos básicos, primando el uno sobre el otro: el derecho a la salud y el derecho a la educación. Y la escolarización además es un campo principal de socialización de los más pequeños, del cual no podemos privarlos. A ello se une una incertidumbre absoluta sobre las medidas de protección tomadas porque esto es un reino de taifas, no cabe duda. Pero el miedo no justifica la no asistencia de los más pequeños a clase.

He leído titulares del tipo «los padres que no lleven a sus hijos al colegio se enfrentan a penas de cárcel«. Bueno, no hay que ser alarmistas hasta ese punto, porque la realidad, si bien es complicada, no es tan radical. Resulta excesivo afirmar que los progenitores que tengan miedo y no lleven a sus hijos al aula van a acabar en la cárcel.

En Vilella y Asociados queremos responder a las preguntas más frecuentes sobre este tema.

¿Qué delito se comete ante el absentismo escolar continuado?

Nos encontramos ante un delito de incumplimiento de los deberes inherentes a la patria potestad recogido en el artículo 226 del CP. Aquellos que incumplan los deberes inherentes a la patria potestad serán castigados con penas de prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses. Se refiere a los deberes recogidos en el artículo 154 del CC, que entre otros recoge el deber de educar y procurar una formación integral a los hijos. Para que el absentismo tenga consideración de infracción penal, debe demostrarse una voluntad de desatención hacia los hijos y ser continuado en el tiempo.

 

¿Hay jurisprudencia sobre este tema?

Debemos mencionar la sentencia de la Audiencia Provincial de Girona, de 22 de julio de 2019. en este caso, los padres deciden no escolarizar a uno de sus tres hijos por sufrir una serie de dolencias médicas. Sin embargo, siendo real la tasa de absentismo escolar del hijo, no concurre el elemento subjetivo del tipo penal. Y para ello la Audiencia señala que se está ante un tipo doloso, esto es, que es necesario que el autor del delito conozca sus obligaciones de asistencia y actúe intencionadamente, con voluntad de desatenderlos. Y este requisito no concurre en este caso. Tampoco hay desatención, porque le procuran libros y material. Aun siendo reprobable la conducta parental, concluye la Audiencia, no se cumple el tipo penal.

¿Puede un padre negarse a llevar a sus hijos al cole?

La respuesta es NO. La escolarización es obligatoria de los 6 a 16 años. La asistencia presencial del alumnado constituye una obligación ineludible para los padres o tutores de los menores afectados. Salvo que existan, por ejemplo, patologías previas de los menores.

¿Se ha manifestado el Ministerio Fiscal sobre esta cuestión?

Si, como se recoge en su pagina web, si bien el Ministerio Fiscal no tiene como función directa la elaboración de medidas contra el absentismo escolar, no puede quedar ajena a esta realidad, por lo que ha elaborado una guía de actuación.

Lo que dicen es que “la desatención voluntaria, injustificada y persistente acarreará las consecuencias legales derivadas del incumplimiento de los deberes inherentes a la patria potestad, como ha venido ocurriendo hasta ahora en los supuestos de absentismo”

Podeís acceder a la circular enviada por el Ministerio Fiscal en este LINK

 

 

Entonces, ¿En qué caso habrá consecuencias legales?

Solo en aquellos casos que carezcan de justificación CLARA Y TERMINANTE para la exención del deber de asistencia personal motivarán que Fiscalía prosiga con las diligencias para ejercitar la acción penal recogida en CP.

 

¿Cuáles son las obligaciones del centro escolar?

Los centros tienen la obligación de aplicar y observar protocolos de seguridad establecidos por las autoridades. Se necesitan más aulas y más docentes. Piden también referentes sanitarios a los que acudir en caso de que un niño tenga síntomas.

El centro educativo, si observa INASISTENCIA INJUSTIFICADA, debe comunicar a las comisiones de absentismo de los incumplimientos y llevar a cabo los trámites administrativos que correspondan. Si se repite esta situación, se deberá remitir copia del expediente incoado al Ministerio Fiscal: El MF incoará las oportunas diligencias preprocesales para estudiar las circunstancias concretas de cada caso, y tomando en consideración la actual situación sanitaria que estamos viviendo. Esta es la única obligación que tiene el centro, la de avisar, pero no incurre en responsabilidad alguna.

 

En caso de padres separados o divorciados: ¿Qué ocurre cuando no existe acuerdo en la decisión?

Puede darse la situación de que un progenitor quiera llevarle al cole y el otro no.

El artículo 158.6 del Código Civil habilita a los padres a solicitar ante el juez «las disposiciones que considere oportunas, a fin de apartar al menor de un peligro o de evitarle perjuicios en su entorno familiar».

En caso de desacuerdo, y al ser una cuestión relacionada con el ejercicio de la patria potestad, deberá dirimirlo un juez a través de un expediente de jurisdicción voluntaria. Y en este caso, el progenitor no custodio deberá exponer de manera justificada las razones por las cuales considera que sus hijos no deben ir al colegio. Pero primará la escolarización obligatoria, es el criterio a seguir como decimos.

 

¿Qué pasa si un niño se contagia y no puede ir a clases?

En ese caso, el niño deberá permanecer en su casa y el colegio iniciar el protocolo de actuación que marque el colegio para estudiar el alcance de contagio de ese alumno concreto.

Si los padres tienen la custodia compartida: Se deberá plantear una compensación a uno de los excónyuges. Se entiende que se compensará al  que se vea obligado a solicitar baja o excedencia no remunerada para cuidar de los pequeños en caso de contagio o de obligada cuarentena. Creo que deberá hacerse cargo el que mayor facilidad tenga para teletrabajar. La expareja puede acordar voluntariamente cualquier tipo de compensación que puede ser económica, alternancia en el cuidado de los hijos u otras fórmulas que, en ningún caso, vayan en contra del interés de los menores.

¿Y si tengo algún familiar en casa que pueda considerarse de riesgo?

Si en uno de los entornos familiares el progenitor en cuestión y/o su familia extensa que resida en la vivienda sufren patologías previas de riesgo, deberá valorarse por ambos progenitores que el niño pase a residir provisionalmente con el otro progenitor, para preservar su derecho a la escolarización, tal y como recomiendan desde AEAFA.

 

 

 

 

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.