La custodia de animales en procesos de divorcio - Vilella Asociados
16516
post-template-default,single,single-post,postid-16516,single-format-standard,bridge-core-1.0.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

La custodia de animales en procesos de divorcio

Custodia animales

La custodia de animales en procesos de divorcio

La custodia de animales en procesos de divorcio se convierte en un tema clave en materia de derecho de Familia. Las mascotas forman parte de nuestras familias; para mucha gente, son como sus propios hijos. Ya superado el concepto de que son “cosas” o “bienes muebles”, debemos procurarles todo el cariño y cuidado que merecen. Por ello, son objeto de controversia en procedimientos de separación y divorcio. ¿Quién se queda con ellos? ¿Quién paga sus gastos? ¿Cabe la custodia compartida? Hoy vamos a analizar algunas de estas cuestiones.

Los animales tienen personalidad

Así lo recoge la Sentencia del Juzgado de Primera Instancia nº 9 de Valladolid, de 27 de mayo de 2019: Los animales tienen personalidad y son seres sensibles. Por ello,  no pueden ser tratados como muebles, sino que son seres dotados de personalidad. Esto está plenamente reconocido en la Unión Europea, pero no está plasmado en nuestro ordenamiento jurídico.  En el año 2018 se redactó una proposición de ley para reformar el Código Civil, todavía en trámite parlamentario. Así, el artículo 333 CC dejará de referirse a ellos como cosas, pues actualmente no se da esa circunstancia. Sin embargo, el Código Penal sí distingue entre daños a animales o a cosas.

La custodia compartida de las mascotas

Si existen hijos menores de edad, normalmente los jueces establecen los mismos periodos de tenencia que se establecen a los menores. Así, si se otorga una custodia compartida, los animales pasarán los periodos alternos siempre con los menores.

Pero recordad que en un procedimiento de mutuo acuerdo, esto puede variar. Se puede establecer que queden al cuidado de sólo uno de los progenitores, por ejemplo.

Sino existen hijos menores, deberá iniciarse un declarativo ordinario. Es decir, que no se dirimirá por un juzgado especializado en Familia. Y en este proceso, se decidirá sobre la titularidad de la mascota (SAP de Barcelona, sección 12, de 14 de junio de 2018)

Algunos juzgados han rechazado establecer la custodia compartida de las mascotas. Sin embargo, si esta finalmente se establece, deberán regularse una serie de cuestiones, tanto personales como económicas:

  • Periodos de convivencia
  • Quién y cómo se abonan los gastos
  • Cuáles son ordinarios (alimentación) y extraordinarios (guarderías, peluquería, veterinario).
  • ¿Quién se encarga de visitas al veterinario?
¿Y qué ocurre con el chip?

Actualmente solamente se permite poner el nombre de uno de los propietarios. Esto no implica que, si se ha adoptado o comprado en pareja, el otro no tenga derecho alguno sobre el animal. En la sentencia que comentamos en este artículo, uno de los miembros de la pareja iba a trasladarse de localidad. Por ello, y por la estabilidad del animal, solicitaba custodia exclusiva alegando que el animal estaba a su nombre. Sin embargo, el Juzgado dictó sentencia estableciendo periodos de seis meses con cada uno de ellos, por lo que no se tuvo en cuenta la titularidad del animal. Asimismo, todos los gastos deberían ser asumidos por mitades.

 

Cada vez son más frecuentes estas cuestiones sobre custodia de animales en procesos de divorcio. Si es su caso, puede contactar con nosotros en el correo info@vilellayasociados.com, y trasladar sus preguntas al respecto

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Follow us on Social Media