¿Cómo afecta el Real Decreto 16/2020 al Derecho de Familia? - Vilella Asociados
16221
post-template-default,single,single-post,postid-16221,single-format-standard,bridge-core-1.0.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_popup_menu_push_text_right,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

¿Cómo afecta el Real Decreto 16/2020 al Derecho de Familia?

¿Cómo afecta el Real Decreto 16/2020 al Derecho de Familia?

Cambios y más cambios; esta es la conclusión más clara a la que llegamos los profesionales del mundo del Derecho tras la crisis del Covid-19. Muchos, sin duda, parecen positivos, y es posible que hayan llegado para quedarse, pero como cualquier cambio, también surgen muchas dudas, no solamente entre los abogados sino también entre los clientes.

Vamos a hacer un resumen de las novedades que el Real Decreto 16/2020 de 28 de abril van a suponer, o mejor dicho, ya nos están afectando:

CAMBIOS A NIVEL PROCESAL: El nuevo “proceso de familia”:

El artículo 3 recoge lo siguiente: “Durante la vigencia del estado de alarma y hasta tres meses después de su finalización, se decidirán a través del procedimiento especial y sumario regulado en los artículos 3 a 5 del presente real decreto-ley las siguientes demandas:

a) Las que versen sobre pretensiones relativas al restablecimiento del equilibrio en el régimen de visitas o custodia compartida cuando uno de los progenitores no haya podido atender en sus estrictos términos el régimen establecido y, en su caso, custodia compartida vigente, como consecuencia de las medidas adoptadas por el Gobierno y las demás autoridades sanitarias con el objeto de evitar la propagación del COVID-19.

b) Las que tengan por objeto solicitar la revisión de las medidas definitivas sobre cargas del matrimonio, pensiones económicas entre cónyuges y alimentos reconocidos a los hijos, adoptadas en aplicación de lo dispuesto en el artículo 774 de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, cuando la revisión tenga como fundamento haber variado sustancialmente las circunstancias económicas de cónyuges y progenitores como consecuencia de la crisis sanitaria producida por el COVID-19.

c) Las que pretendan el establecimiento o la revisión de la obligación de prestar alimentos, cuando dichas pretensiones tengan como fundamento haber variado sustancialmente las circunstancias económicas del pariente obligado a dicha prestación alimenticia como consecuencia de la crisis sanitaria producida por el COVID-19”.

Una de las novedades más importantes que establece el Real Decreto (recogido en el artículo 3.a) es el llamado procedimiento de compensación de visitas. Dado que, durante el confinamiento, y por razones de salud, muchos padres no han podido disfrutar de los regímenes de custodia o de visitas establecidos judicialmente, se prevé la posibilidad de recuperar todos esos días. Sin embargo, las juntas de jueces ya han manifestado que la compensación no se va a admitir en todos los casos presentados (Podéis consultar los criterios de la Junta de Jueces de Madrid  en el artículo publicado por COnfilegal pulsando AQUÍ )

Según estos criterios, por ejemplo, las visitas intersemanales, con o sin pernocta, no se recuperarían. En cuanto a las visitas de fin de semana, en los supuestos excepcionales a los que antes se ha hecho referencia, se podría recuperar por cada dos fines de semana no disfrutados, un fin de semana adicional, cada mes, o añadiendo tres días a un período vacacional.

En caso de solicitar esta compensación, debemos aportar un plan detallado de cómo se va a llevar a cabo este nuevo reparto de tiempos, intentando interferir lo menos posible en las rutinas de los hijos. Se puede proponer de múltiples maneras; ampliando el régimen de visitas de fines de semana (por ejemplo, alargándolo hasta el lunes), o ampliando las vacaciones de verano.

Otra cuestión que puede modificarse a través de este procedimiento es la cuantía de la pensión de alimentos en aquellos casos en los que el obligado al pago se haya visto afectado por un ERTE, ERE, cese de negocio, o cualquier otra circunstancia grave que haya reducido su nivel de ingresos. Sin embargo, debemos tener siempre presente que los procedimientos de modificación de medidas deben sustentarse en una situación duradera en el tiempo, por lo que si el ERTE se prevé para un periodo de, por ejemplo tres meses, (hablamos de esta figura porque es la que más ha afectado a los trabajadores durante esta crisis), no tiene sentido solicitar una modificación de las medidas definitivas.

Como siempre defendemos, los abogados de familia debemos animar y fomentar los acuerdos entre los padres, para que los niños involucrados sufran lo menos posible y puedan disfrutar lo máximo del tiempo con ambos progenitores. En este caso concreto, llegar a un acuerdo entre ambos progenitores, hasta que la situación económica se regule de nuevo, sería sin duda la mejor solución para todos.

En cualquier caso, no podemos olvidar que las pensiones de alimentos fijadas deben atender al principio de proporcionalidad del artículo 146 del Código Civil, y tener en cuenta también las necesidades de los receptores de dicha pensión.

Por último, indicar que los procedimientos recogidos en el artículo 3 del RD 16/2020 se tramitarán con carácter preferente al resto de procedimientos.

CAMBIOS A NIVEL ORGANIZATIVO:

Celebración de juicios online: Para determinadas actuaciones procesales y evitar desplazamientos, este Real Decreto prevé la posibilidad de utilizar los medios telemáticos necesarios.

Surgen muchas dudas al respecto, y todos los operadores jurídicos coinciden en la imposibilidad absoluta de utilizar estos métodos para actos como, por ejemplo, la exploración judicial de un menor.

Para evitar posibles suspensiones o interrupciones, habrá que comprobarse con anterioridad de que se disponen de todos los medios técnicos necesarios.

Señalamientos en el mes de agosto: En una situación de normalidad, el mes de agosto se declara inhábil para toda la actividad judicial; sin embargo, el artículo 183 de la Ley Orgánica del Poder Judicial permite que las leyes procesales declaren este mes hábil para actuaciones urgentes procesales. Por ello, se permite en el año 2020 con carácter excepcional la habilitación del periodo del 11 al 31 de agosto. Los abogados, por tanto, debemos advertir a nuestros clientes de que cabe la posibilidad de que interrumpamos sus ansiadas vacaciones para acudir al Juzgado, en caso de ser citados para ello.

Habilitación de las tardes: otra medida excepcional es la habilitación de las tardes, con medidas de seguridad claras y en las jurisdicciones más afectadas por los efectos del Covid-19. En principio, se celebrarán por la tarde aquellas vistas que se prevean más cortas y requieran menos intervinientes.

Dispensa del uso de toga: no será necesario comparecer con la preceptiva toga a las vistas, ya que, en la mayoría de las ocasiones, dado que compartimos las togas que el Juzgado pone a nuestra disposición, podría fomentar el contagio.

Para obtener más información sobre los procedimientos judiciales previstos, envía un correo electrónico a la dirección: info@vilellayasociados.com

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.