Delito de impago de pensiones de alimentos - Vilella Asociados
16008
page-template-default,page,page-id-16008,page-child,parent-pageid-15862,bridge-core-1.0.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_popup_menu_push_text_right,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

Delito de impago de pensiones de alimentos

Para que la negativa al pago de una pensión de alimentos se considere delito, deberán acreditarse problemas económicos por parte del obligado al pago. Por ejemplo, que el progenitor no custodio esté en régimen de autónomos sin percibir ingresos, perciba prestación de desempleo o ayudas sociales. Además, debe existir una Sentencia judicial firme que recoja la cuantía de la prestación y que, tal y como recoge el artículo, que el impago sea reiterado.

 

Debe existir asimismo dolo, es decir, que el obligado sea consciente de que hay que pagar, cuente con los medios para hacerlo, pero que incumpla la obligación de manera voluntaria.